Viernes, 17 Julio 2015 00:00

10 pecados capitales contra la piel de tu rostro

Muy seguramente cuando ves a una mujer con una piel hermosa te preguntas cómo hace para lograrlo. Y aunque la calidad de los productos que uses para tu cuidado diario es fundamental, el Dr. Alejandro Rada Cassab nos comparte los 10 errores frecuentes que pueden deteriorar la calidad de la piel.

Si en tu rutina de belleza, cumples tres o más de estos pecados capitales, es hora de un acto de contrición y tener el firme propósito de no volverlos a hacer.

¿Estás lista para confesar tus pecados dermatológicos?

mask1

 

Pecado Número 1: no desmaquillar la piel

Durante la noche, tus poros respiran para renovarse. Cuando dejas el maquillaje durante toda la noche, los poros no pueden eliminar todas las toxinas que se acumularon durante el día pues están tapados con la base, el polvo, el labial o las impurezas recogidas durante el día. Si no limpias todas las noches tu piel, aparecerán comedones, la piel se oxida y aumentarán tus líneas de expresión. Desmaquillarte es un ritual de belleza que tu piel agradecerá.

Pecado número 2: no utilizar antioxidantes

Privar a tu cuerpo del consumo y uso de antioxidantes es condenarlo a la vejez. La contaminación, el sol y la radiación, entre muchos factores, destruyen el colágeno y la elastina causando aumento en las líneas de expresión. Para estimular la producción de colágeno y elastina, debes aplicar en el rostro, cuello, escote y manos, una antioxidante con vitamina C, resveratrol y pomegranate. También debes consumir al menos una vez al día, algunos de tus antioxidantes favoritos, como: uvas, fresas, moras, arándanos, frambuesa, mora, agraz, entre otros, también es ideal una copa de vino tinto todos los días.

Pecado Número 3: no usar bloqueador solar

Cuando no utilizas bloqueador, estás permitiendo los efectos nocivos de los rayos ultravioletas sobre tu piel. Dichos rayos alteran la estructura de la piel y provoca alteraciones a corto plazo como las manchas, y a largo plazo el envejecimiento precoz. Sin el bloqueador, nuestra piel se encuentra indefensa y las arrugas y manchas, harán de las suyas. El protector solar debe ser usado en las orejas, el cuello, el rostro y las manos todos los días, incluso aunque esté nublado.

Pecado número 4: broncearse en exceso o tostarse en la playa o piscina

Aunque tomar el sol es saludable porque nos ayuda a producir vitamina D, los científicos anunciaron que broncearse en exceso es una adicción tan grave como el alcoholismo o la drogadicción. La tanorexia o adicción al bronceado puede desembocar en arrugas prematuras, manchas, envejecimiento prematuro y cáncer de piel. Lo ideal es disfrutar de la playa o piscina con moderación, el horario ideal de la exposición debe ser entre  8:00 a,m. y 11:00 a.m. y de 4:00 p.m. a 6:00 p.m.

Pecado número 5: No realizar tratamientos preventivos para rejuvenecer la piel

Si dejas pasar el tiempo, los años te pasaran encima como una aplanadora. Siempre es mejor prevenir que reparar. Los tratamientos de belleza segura con tecnología avanzada, son tu mejor opción. Recuerda que tienes una sola cara y una sola piel para toda la vida y gracias a la democratización de la belleza, renovar tu estilo está al alcance de tus manos. Lo más avanzado cuando de prevenir se trata, son los tratamientos redensificantes, bio estimulantes y de detoxificacion facial, que favorece la producción de colágeno y ayudan a tener un rostro visiblemente más joven.

Pecado número 6: No realizar limpiezas faciales ocasionalmente

Aunque limpiar el rostro parece una tarea fácil, a veces es bueno delegar la responsabilidad a los expertos. El sudor, el maquillaje en exceso con bases que taponan y el uso incorrecto de cosméticos, hacen que se acumulen bacterias y sebo en los poros, apareciendo pústulas y comedones que dan mal aspecto a tu piel. Afortunadamente la desintoxicación facial ha evolucionado y ya no es una terapia de tortura, si no, una experiencia relajante, gracias al Hidrafacial, un revolucionario tratamiento, que combina succión e hidro dermoabracion, para liberarte de las toxinas e impurezas y mantener una piel sana, luminosa y juvenil.

Pecado número 7: Depilarse con cera en vez de usar depilación láser

Además de ser un método doloroso y que no es definitivo, muchas veces ocasiona alergias, irritaciones, lesiones y hasta quemaduras que pueden convertirse en manchas y cicatrices. Cuando de eliminar el exceso de vello se trata, nada mejor que la depilación láser pues en pocas sesiones retirarás los pelos que te incomodan, de manera definitiva. en pocas sesiones lograras resultados asombrosos y podrás liberarte de esos incómodos vellos nada bellos.

Pecado número 8: Comer alimentos extremadamente grasosos o hipercalóricos

Por ser la piel el órgano más grande de tu cuerpo, todo lo que comas se verá reflejado en ella. Evita los alimentos procesados, la sal en exceso, las grasas pues tienen un efecto inflamatorio en el organismo y el consumo de azúcar ya que debilita el sistema inmunológico y puede empeorar en acné. Los alimentos fritos dan un aporte nada saludable de grasa y su exceso puede ocasionar enfermedades en la piel.

Pecaco número 9: Estriparse la cara con los dedos y las uñas para sacarse barritos

La frente, las aletas de la nariz y la barbillas son zonas más propensas a la acumulación de espinillas. Los cambios hormonales o un sistema inadecuado de planificación pueden ocasionar exceso de grasa y comedones. Espicharse el rostro con las uñas y dedos, además de ser una costumbre inadecuada, puede ocasionar infecciones, cicatrices y provocar acné. Lo mas recomendable es utilizar los productos adecuados para limpiar y desintoxicar tu rostro sin que lesiones tu piel.

Pecado número 10: Utilizar cremas y productos cosméticos sin saber si son adecuados para su tipo de piel.

No todos los cosméticos son ideales para ti. Lo que usen tus amigas no necesariamente puede favorecerte. Identificar nuestro tipo de piel es el primer paso para brindarle los cuidados necesarios. Debes identificar si es normal, grasa, seca o mixta y tienes que elegir los productos de belleza diseñados especialmente para cuidarla de manera adecuada. Si tu piel es grasa lo recomendado son productos con Tea Tree y ácido salicílico, si es sensible, deben ser son avena, miel y Vainilla, y si tu piel es seca o deshidratada, lo ideal son los que contengan antioxidantes.

No olvides confesar los pecados de tu piel solo con tu medico estético de confianza.

Deja un comentario